Otros

11 consejos para cuidar tu teléfono este verano


Se acerca el verano y las olas de calor pronto empezarán a arrasar el país. No sólo los seres vivos sufren este impacto climático sino también cualquier dispositivo móvil, como es el caso de los teléfonos y tablets. Como no queremos que te lleves un susto este verano, te vamos a dar unos cuantos consejos para proteger tus dispositivos del calor excesivo.

1. Evita exponerlo directamente al Sol

Parece obvio, ¿verdad? Pues hay mucha gente que eso todavía se le escapa. Lo más sencillo es simplemente evitar dejar el teléfono a pleno sol o cerca de una fuente de calor. Vigila que tu teléfono esté protegido del calor más intenso y, si estás fuera, intenta dejarlo siempre a la sombra.

2. No coloques varios dispositivos juntos

 

Ya sean dos teléfonos o un teléfono y una tablet, si uno de tus dispositivos se sobrecalienta transmitirá fácilmente el calor de uno a otro. No los dejes demasiado cerca uno de otro, todo dispositivo genera cierto calor simplemente con estar encendidos.

3. Cuidado si vas a la playa

Este consejo va ligado al primero, muchos son los peligros a los que se enfrenta nuestro teléfono o tablet en un día de playa y aunque normalmente nos preocupamos más del agua o la arena, el calor es uno de los principales peligros. Así que si no puedes pasar sin el móvil lo mejor es que lo dejes guardado en una bolsa bajo la sombrilla.

4. Evita jugar en un día caluroso

Evita usar todo lo que puedas aplicaciones que exigen muchos recursos del sistema, sobre todo juegos. El ejemplo perfecto lo tenemos con Pokémon Go, este juego usa la localización GPS y tiene que estar siempre en pantalla, lo que provoca que el dispositivo aumente de temperatura indudablemente. Es pura lógica, cuánto más tiempo uses el móvil más se calentará.

5. Cuidado al cargar la batería

Para quién no se haya dado cuenta, el proceso de cargar la batería de nuestro dispositivo genera bastante calor así que siempre es preferible hacerlo alejados de cualquier fuente de calor. En caso de querer cargarlo con una batería externa, lo mejor es usar un cable un poco largo para mantenerlos separados ya que ambos dispositivos emitirán calor.

6. Utiliza las funciones necesarias

No sólo el calor del Sol hace que se caliente nuestro dispositivo, los componentes internos del mismo también se calientan si les exigimos demasiado y pueden aumentar la temperatura considerablemente. Siempre que no sea necesario es recomendable desactivar el Bluetooth, la localización, el WiFi y demás funciones que sean innecesarias. También es importante pausar o eliminar los procesos en segundo plano y cerrar por completo las aplicaciones abiertas.

7. No olvides tu dispositivo en el coche

No hace falta explicar demasiado este consejo. Muchos sabemos que en verano nuestro coche puede llegar a ser un perfecto horno así que a no ser que lo dejes dentro de una mini nevera y bien escondida, dejar cualquier dispositivo en el coche no es buena idea. Si no vas a usarlo, lo mejor es dejarlo en casa.

¡Dios mío! Mi móvil está ardiendo

Si tu móvil muestra un aviso diciendo que la temperatura de tu teléfono es demasiado alta, es necesario enfriarlo lo más rápido posible. No es que el teléfono te vaya a explotar en la mano, pero hay que actuar cuanto antes para evitar posibles daños.

8. Apágalo inmediatamente

Esto es lo primero que debes hacer si tu móvil esta demasiado caliente o aparece el aviso de temperatura demasiado alta. Al apagar el teléfono sus componentes dejan de trabajar y la temperatura empezará a disminuir inmediatamente. No lo enciendas hasta que se enfríe por completo.

9. Quítale la funda

La mayoría de usuarios protegen sus dispositivos con fundas o carcasas para evitar posibles daños por caídas accidentales. Sin embargo, aunque pueden venir de maravilla si se nos cae el móvil, no ayudan en absoluto cuando el dispositivo se sobrecalienta ya que retienen bastante el calor y eso podria perjudicarnos. Lo mejor es retirar esta protección inmediatamente, al menos mientras intentamos que se enfríe el terminal.

10. Acércalo a una fuente de frío

Parece un poco macabro pero en casos extremos la nevera podría ser un buen aliado. El aire acondicionado es la solución más efectiva para enfriar un dispositivo electrónico pero si no disponemos de uno o no lo tenemos a mano, también podemos usar un ventilador para enfriarlo poco a poco. Otra opción sería enfriarlo debajo del agua del grifo, siempre y cuando nuestro dispositivo sea resistente al agua y durante cortos periodos de exposición.

11. Utiliza apps para enfriar y controlar tu móvil

Para controlar cada componente de tu móvil la aplicación CPU-Z es una buena opción, y además es gratuita. Nos ofrecerá mucha información acerca de nuestro dispositivo y podremos valorar si éste funciona correctamente.

Para enfriar la temperatura del dispositivo también existen aplicaciones que modifican ciertos parámetros y configuraciones asociadas a la batería o al procesador, como Coolify, aunque la pega es que sólo funciona en terminales rooteados.

Deja un comentario, no seas tímido