El Sony Xperia Pro-I es primero una cámara y luego un teléfono

por Marc Figuerola

Después del impresionante Xperia 1 III, no se esperaba que Sony lanzara más smartphones este año, pero la compañía nos ha tomado por sorpresa con el lanzamiento del nuevo Xperia Pro-I (pronunciado «Pro eye»). La «I» significa «imaging».

El nuevo terminal es el sucesor del Xperia Pro que se lanzó a principios de 2020 antes de llegar finalmente a Estados Unidos este año. Al igual que ese teléfono, el nuevo Xperia Pro-I se centra en la creatividad, pero a diferencia de ese teléfono, no dependerá de una costosa cámara independiente para hacer el trabajo.

Xperia PRO I camara

El Xperia Pro-I cuenta con un gran sensor principal de 1 pulgada, igualando al Sharp Aquos A6 como el smartphone con el sensor más grande del mercado. Utiliza el mismo sensor de la cámara Sony RX100, que tiene una resolución de 12MP con una apertura variable de f/2.0 a f/4.0 para proporcionar una captura de luz óptima en diferentes escenarios, algo por lo que los mejores teléfonos Samsung solían ser conocidos.

Sony destaca la ventaja de un sensor tan grande, que lo hace ideal para captar más luz para las fotos y capturar mejores vídeos con una profundidad más natural. Al igual que los últimos buques insignia de Sony, se hace hincapié en la captura de vídeo, y Sony quiere dirigirse a los vloggers con este dispositivo.

Para ello, la compañía lanza un nuevo e interesante accesorio que transformará el Xperia Pro-I para ofrecer algo parecido a una cámara dedicada al vlogging, una pantalla secundaria que se acopla a la parte trasera del teléfono.

Más allá del apartado fotográfico, el nuevo móvil de Sony presenta un diseño heredado de la gama Xperia con líneas rectas, construcción en sólido metal y unos cantos estriados que aportan cierto carisma al Sony Xperia PRO-I. Éste monta un Snapdragon 888 como procesador; que se acompaña por 512 GB de almacenamiento y 12 GB de RAM.

La pantalla del Sony Xperia PRO-I es OLED de 6,5 pulgadas con resolución 4K y tasa de refresco de 120 HZ. Sony monta la cámara frontal en el marco superior del móvil, por lo que el panel carece de recortes. Dicha cámara es de 8 megapíxeles.

La batería que ha elegido Sony para su nuevo retoño alcanza los 4.500 mAh e incluye carga rápida de 30 W. El móvil equipa conector de auriculares, altavoces estéreo, es resistente al polvo y al agua y parte con Android 11 de serie.

Precio y disponibilidad del Sony Xperia PRO-I

El móvil es oficial y tiene marcado el camino a las tiendas europeas para comienzos de diciembre (de 2021). El precio también es oficial: el Sony Xperia PRO-I costará 1.799 euros.

Más información | Sony Alemania


Artículos relacionados

No seas tímido, deja un comentario